«Cobain. Montage of Heck», el ábum de recuerdos familiares de Kurt Cobain

Cobain. Montage of Heck, el ábum de recuerdos familiares de Kurt Cobain

El documental autorizado sobre Kurt Cobain repasa su vida a través de vídeos domésticos, dibujos, audios, diarios e imágenes de actuaciones y entrevistas.

Hace unos días se produjo el estreno en España —el 23 de abril de 2015— del documental producido por la HBO Documentary Films en colaboración con Public Road Productions sobre la vida una de las figuras que más han influido en la música popular de los últimos veinticinco años, Kurt Cobain. Este documento audiovisual compuesto por material de diferentes fuentes ha contado con la autorización de la viuda del músico y la intervención de diversas personas que convivieron con él en diferentes etapas desde su nacimiento hasta su fallecimiento: su madre, su padre y hermana, Krist Novoselic, una expareja y, por supuesto, la propia Courtney Love.

El documental, cuyo primer visionado oficial se produjo en el Sundace Film Festival, está dirigido por Brett Morgen, cineasta que también firma el guión del mismo y es conocido por cintas como El chico que conquistó Hollywood (2002) o The Rolling Stones: Crossfire Hurricane (2012). Las intenciones de Morgen se centran en ofrecernos una íntima y cruda visión de la peculiar personalidad de Kurt Cobain y de ahí extraer una especie de background que ayude a entender el proceso creativo y legado artístico del líder de Nirvana.

De feliz infante a atormentado adolescente

El documental establece una línea cronológica en la que se van mezclando los testimonios de las personas más cercanas a Kurt Cobain con el material de archivo, artístico y doméstico. Así, podemos apreciar al tierno e hiperactivo niño rubio que disfruta de una vida feliz en una familia de clase media estadounidense de los años 1960 y 1970 hasta que, a raíz del divorcio de sus padres, pasa a convertirse en un rebelde y creativo adolescente cargado de inseguridades, miedos y complejos que comienza a experimentar con las drogas y descubre la música punk, convirtiéndola en una de sus grandes pasiones y uno de sus medios favoritos para expresar la amalgama de sentimientos que le acechan.

Además de mostrar gran cantidad de «curiosidades» de Cobain, Morgen pone delante de su objetivo sus relaciones familiares, el comportamiento de Kurt en el colegio y con sus amigos, y la difícil adaptación de su sensibilidad a unos Estados Unidos machistas, intolerantes e implacables con los inadaptado sociales.

Los inicios de Nirvana y la bomba Nevermind

Apoyándose en el testimonio de una de las exparejas de Cobain, Krist Novoselic y los textos de su propio diario, la cinta hace hincapié en los deseos del artista en llegar a convertirse en un músico profesional, las dificultades por las que tuvo que pasar y la configuración del grupo para llegar a convertirse finalmente en Nirvana, firmar por una gran compañía y llegar al éxito con su segundo álbum de estudio, Nevermind. En esta parte, se nos muestra parte de su energía creativa y sus procesos, en los que Kurt Cobain utiliza todo tipo de medios a su alcance para componer música, realizar dibujos, collages, audios, videocreaciones y textos.

Por otro lado, se nos comienza a revelar una faceta más personal de Kurt Cobain. Su primera relación seria y la convivencia en pareja, marcada por una personalidad inquieta y, a la vez, con cierta tendencia al perfeccionismo y la depresión. Igualmente, se trata de establecer el comienzo de su adicción a la heroína, consumo que Cobain comenzó a justificar para calmar sus crónicos dolores de estómago.

La intimidad de la pareja Kurt Cobain-Courtney Love, el nacimiento de Frances

Ya con Nirvana instalada en los primeros puestos de la lista de la revista Billboard y con los vídeos y noticias sobre la banda constantemente en los medios de comunicación —con especial cobertura por parte de la MTV—, Kurt Cobain comienza a tener una relación con Courtney Love, por aquel entonces principal figura de la emergente banda de rock Hole. Debido al éxito antes reseñado, la pareja sufrió un fuerte acoso de los periodistas, creando dificultades en la vida de Cobain, que ya de por sí reflejaba su incomodidad respecto a su rol de rock star y la fama.

Pero Morgen va más allá de la visión de las informaciones sobre la pareja, nos muestra a través de vídeos domésticos grabados por ellos mismos todo el universo familiar de Kurt Cobain. Con la intención de obtener el lado más humano del artista, una y otra vez un hogareño Kurt Cobain, anhelante por formar una «familia tradicional», aparece retratado en momentos cotidianos de la convivencia que mantuvo con Courtney Love.

En este punto, el documental se recrea en imágenes previas y posteriores al nacimiento de la única hija de Kurt Cobain, Frances Bean Cobain, y analiza la polémica desde la perspectiva interior sobre el consumo de drogas ambos miembros de la pareja durante el embarazo. En este sentido, el testimonio de Love centra el protagonismo acompañado de cotilleos, especulaciones y toda la vorágine mediática que produjo el asunto.

El lado humano de Kurt Cobain

Al margen todas las muestras artísticas de Kurt Cobain que aparecen en pantalla, el genio creativo resulta eclipsado en la cinta por el enfoque humano que Morgen intenta extraer de los materiales, el cual abusa hasta casi aburrir de los momentos domésticos de forma cruda y estrictamente cronológica y sin más análisis que unos sencillos testimonios de algunas personas que de alguna manera participaron de los mismos. La biografía de Kurt Cobain y la historia de Nirvana, más que conocida por los seguidores de la banda, se muestra desde la intimidad «autorizada» sin mesura y sin ningún componente crítico significativo.

Cobain. Montage of Heck (2015) queda como un álbum familiar de Kurt Cobain más que como un documento audiovisual que trate de poner un contexto que ayude a explicar y comprender la obra del artista, su legado en la cultura actual y sus ramificaciones. Interesante para los seguidores, los cuales podrán disfrutar de una gran cantidad de imágenes inéditas, el documental parece reducirse solo a eso: imágenes inéditas de Kurt Cobain puestas unas tras otras.